620 810 165
Su cesta de la compra está vacía.

¡SIN DUDA DIRÍAS QUE NO! No, no me he vuelto loca. Dirías que NO pese a que quieres decir que si (tengo claro que ahora me estás odiando un poquito)… No te pondrías happy, te cagarías de miedo (ahora ya me odias bastante). Te explico:

Empezarías a pensar que tendrías que cambiar de compañeros y te asusta conocer gente. Pensarías que en este trabajo estás cómodo porque ya lo sabes hacer todo y quizás en otro… y buscarías mil excusas diferentes para justificar tu No, porque ¿sabes qué? Nos asustan mucho (mucho, mucho, mucho) los cambios. Tranqui, nos asustan a todos… A TODOS… no se libra ni Peter.

Cambiar…renovarse o morir dicen algunos. Quitar lo malo y dejar lo bueno… destruir y levantarse con algo mejor, mucho mejor que lo anterior y con tu esencia, con tu esencia de verdad. Parece fácil ¿Verdad? Pues asusta mucho, muchísimo. Va a ser que somos un pelín tontos ¿No? Yo la primera ojo, que el miedo me ha paralizado a veces.

Por eso estoy tan feliz ¿Sabéis por qué? Porque estoy cambiando, estoy cambiando mi realidad y lo que me rodea. Estoy cambiando mi vida, mis relaciones, mi mundo. Tras meses en los que no he sido mi mejor versión llego renovada para darme (y daros) mi mejor YO. Y… ¡Tachán!:

¡¡¡“Pegaditoami” está cambiando conmigo también!!!

(Ahora necesito a “mi legión de fans” a mi lado más que nunca)

Y este cambio de Pegadito es guay, porque se queda lo mejor del Porteo artesanal, ergonómico y exclusivo. Se queda la esencia de Pegadito, con toda vuestra fuerza y apoyo y al mismo tiempo crecemos y ampliamos. Crecemos y ampliamos juntos.

Y llega “El Atrezzo dePegadito” para poder seguir creando y responder a esos amigos fotógrafos que no han dejado de repetirme que valía para esto (Vanessa, no te digo ná y te lo digo tó). Y seguiré creando más y más porque eso me da vida…

Hoy es un día grande, junto a la presentación del renovado Pegadito siento que también es el pistoletazo de salida de la Nueva Liz…¡¡¡PREPARAROS QUE VOY, AQUÍ LLEGA LIZ RENOVADA!!! Y ya controlo mi miedo (un poco) y seguiré abriendo puertas (todos los días) y seguiré andando (subida a mis tacones o en zapatillas) descubriendo nuevos caminos poniéndole muchas ganas. Porque llego para hacer mías las palabras de Oscar Wilde:

“Discúlpeme, no le había reconocido: he cambiado mucho.”

¿Quieres andar un ratito a mi lado?

fondo footer gris