Su cesta de la compra está vacía.

PorteoEl Porteo no está hecho para todos, esta es una realidad (O quizá no...). Por eso, aquí os paso un listado de 4 razones de peso por las que no debes portear (si chicos y chicas, sólo 4 razones porque no encuentro más, sé que deberían ser 5 o 10, vaya, números más redondos,pero es que no se me ocurren más):

- 1. No deberías portear si después de ser mami quieres seguir siendo una “divine”. Vamos, puedes seguir siendo una fashion victim pero sin tacones. Olvídate de los tacones de 8 centímetros que estilizan tu figura. ¡Descartados! Por otro lado, tampoco es que unos tacones de aguja vayan precisamente a juego con las ojeras de los primeros días de maternidad. Porque ser mami es cansado y quizás al principio no eches de menos esos taconazos.

Luego poco a poco te aclimatas a dormir un cuarto de hora diaria, empiezas lentamente a volver a verte guapa  y descubres que como portear mola también puedes ir estupenda con zapato plano  y con un portabebé divertido y molón. Vamos, que hay portabebés que son la pera limonera y están a la última de la moda… ¿No te lo crees? Echa un ojo a nuestros portabebés artesanales, ergonómicos, molones y divertidos, seguro que de alguno te enamoras.

- 2. No deberías portear si quieres usar pendientes y collares. Si ya se, en este momento me estás odiando un poco, nada de tacón ni de abalorios… ¿Qué nos queda entonces? A los bebés les encanta los collares y los pendientes, vamos en realidad lo que les encanta es cogerlos con esas manitas suaves, regordetas y extrafuertes te los arrancan sin miramientos…y duele, mucho. Si es verdad que los cogen no sólo cuando porteas. Quizás dejes de usarlos por el simple hecho de tener un bebé, pero como porteando están más tiempo cerca de ti aumentas las probabilidades de sufrir amputación del lóbulo de la oreja.

Te ofrezco una alternativa (para que no me odies tanto): Collares de lactancia y porteo. Tú puedes combinarlos con tu ropa y a ellos les encanta, se pasan horas y horas flipando con sus bolitas y sus colores. En Pegaditaomi los tenemos, libres de BPA, bonitos y seguros, también ediciones limitadas (puedes echar un ojo a nuestra web)

- 3. No deberías portear en verano. Hace calor. Claro, que también es cierto que se ha comprobado que dentro de un carrito en verano se pueden alcanzar los 40º.

Con elegir un buen tejido para tu ropa y la del bebé y un portabebé fresquito puedes portear sin pega. El mejor portabebé para el calor es el Meitai. Los nuestros además están realizados con tejido vaquero que es un tejido que aisla del calor. Este tejido inicialmente se usaba en las fábricas para confeccionar s los uniformes de los trabajadores precisamente por esto, y mira, ¡Ahora todos en vaqueros! ¿Y si hace frío? Pues te abrigas. Con un abrigo grande os podéis tapar los dos. Hay abrigos de porteo que molan, pero tampoco son estrictamente necesarios. Vistes a tu bebé con ropa normal (no hace falta que le conviertas en cebolla) y tú con un abrigo grande que tape a los dos…¿Qué vas por la calle? Los dos tapados (y al mismo tiempo tú regulas con tu cuerpo su temperatura corporal)…¿Qué entras a un sitio donde hace más calor? Pues te quitas el abrigo y listo, no tienes que desenfundar las 3000capas que suelen llevar los bebés.

- 4. No deberías portear si pretendes pasar desapercibida. ¡¡¡¡Todos te van a mirar!!!! Y es una faena porque vaya, se pone todo el mundo a mirarte en tu momento de la vida menos sexy, justo cuando no puedes  usar tacón, ni usar pendientes, tienes ojeras del cansancio y rara vez tu bebé te deja darte una ducha de más de minuto y medio. ¿Lo bueno?  Que al llevar al peque delante no tienes que meter tripa  y que si tienes un portabebé llamativo (los nuestros lo son…jejeje) mirarán al portabebé y no se darán cuenta de que ya te tenías que haberte dado las mechas en el pelo y que  una manicura no te vendría nada mal.

- 5. No puedes portear si quieres hacer deporte. Nada de running, montar en bicicleta ni hacer parapente, es peligroso. Puedes portear horas y horas, eso sí. Puedes darte largos paseos con tu bebote abrazado. Andar y caminar por el campo o ciudad para intentar recuperar tu cintura perdida, pero de deportes de riesgo porteando nada. Lo cual bien mirado es una ventaja, sobre todo al principio que no puedes dejarle solo ni un minuto poder hacer algo de ejercicio con él es un lujo.

Y a estas alturas del post me digo yo: ¿No se llama “No debes portear”? ¡¡¡¡Pues nada!!!!¡¡¡¡No hay manera!!!! Por más que busco razones para no portear no termino de encontrarlas, debe ser que portear mola demasiado y que los que porteamos somos tan molones que no podemos dejarlo. El Porteo engancha…¡Cuidado!

fondo footer gris