620 810 165
Su cesta de la compra está vacía.

Suscríbete a mi Newsletter

Rellena el formulario


 He leído y acepto
Los términos y condiciones

 He leído y acepto
La política de privacidad

   A lo largo de estos casi 6 años de vida de Pegaditoami sois muchos los que nos habéis preguntado si se puede portear desde el nacimiento del bebé (off course baby). Vemos a nuestro bebé tan pequeño e indefenso que parece que podemos dañarlo (¡Nada más alejado de la realidad!). Al revés, portear desde el minuto uno de vida del peque es beneficioso para él, para el padre/madre y además es una gozada.

   En el porteo de bebés recién nacidos se dan todos los beneficios del porteo (http://www.pegaditoami.com/blog/mis-10-ventajas-del-porteo )  pero si es cierto que tratándose de bebés tan pequeños y al tratarse de la primero vez que porteamos tenemos que tener en cuenta varias cosas:

 1. Conocer bien a tu bebé. Nadie mejor que tú sabe lo que necesita, pero al principio todo parece más complicado de lo que realmente es. Tómate tu tiempo en mirarle, escucharle. Siempre digo que todo bebé quiere ser porteado, al fin y al cabo se trata de ir abrazado a la persona a la que más quiere…¿Quién no quiere eso? Pero también digo que no siempre quiere ser porteado cuando tú quieres portear ni como tú quieres portear.

   Fíjate bien si le gusta que le sujetes la cabeza (no a todos les gusta ) y cómo y cuándo prefiere que le cojas. Con toda la información elige el porta-bebé que más se ajuste a vosotros.

 2. Elegir el porta-bebé adecuado. Los siento chicos ¡No existe el porta-bebé definitivo! Dependiendo de las características de la familia (número de hijos, tiempo que se va a portear…) y sobre todo de las características del bebé (el tiempo que tiene y sus gustos) es preferible usar un tipo de porta-bebé u otro.

   Sin olvidar que es importante tener en cuenta en qué época del año se va a portear (hay porta-bebés que son más fresquitos que otros) y teniendo en cuenta que los gustos del peque van cambiando según va creciendo, eso es lo bonito, nuestros peques van evolucionando en todos los ámbitos de su vida, pues en el porteo también.

   ¿Asustados? Ahora puedo ver las caras de esos padres primerizos pensando que tienen que estudiar una carrera para poder portear, jajaja. No es para tanto de verdad. Buscar ayuda, actualmente hay mil asesores de porteo, por supuesto nosotros os ayudamos sin compromiso (whatsApp al 620810165 y listo).

3. Aprender a usar el portabebé. Muy unido al punto anterior…¡Buscad ayuda por Dios!. Se me rompe el corazón cuando familias me dicen que teniendo un portabebé no lo han usado porque no sabían o porque el niño no quería (esto último es imposible).

   Es fácil usar un portabebé,muy fácil, pero como todo hay algunos que requieren un poco más de técnica que otros. Repito, nosotros os asesoramos pero hay mil asesores de porteo buenos.

   Es importante saber usarlo, ganas mucho en seguridad y confianza aunque para que no os aterroricéis después de leer esto, es verdad que no pasa nada si al principio los nudos no están perfectos y no está ajustado como debería, no le haces daño al peque ni se puede caer (sigues teniendo tus brazos para sujetarle).

   Todos al principio nos obsesionamos con su cabeza e insistimos e insistimos en que el peque la lleve sujeta, pues bien, hay bebés al que no les gusta ir sujetos y ¡No pasa nada! Y si el portabebé al principio no está puesto perfecto y no le sujeta del todo la cabeza ¡No pasa nada!...siempre y cuando si el peque está colocado con la espalda curvada en forma de C ya que esta postura protege sus cervicales. ¿No te lo crees?¿Crees que he perdido el norte verdad? Bueno, pues prueba esto: ponte de pie recto y mira al techo ¿bien verdad?, ahora en cuclillas intenta hacerlo ¿A que notas la diferencia?

4. Puedes dar Teta. El recién nacido es un ser adorable pero en muchas ocasiones no te deja ni respirar (esto va para mamá). El porteo te permite la lactancia de manera cómoda mientras intentas tener una vida que se parezca algo a la normalidad. Si con mi niño mayor disfruté del porteo con la segunda aún más. Cuando quería teta (cada 3 minutos) me la colgaba y era como si ella desapareciera, con lo que podía jugar con el mayor y así él notaba un poquito menos mi ausencia.

   Resumiendo, que puedes portear a tu bebé recién nacido, es más, si estás en el embarazo y tienes claro que quieres portear lo ideal es prepararse y hacerlo desde el principio. Cada minuto es único y aunque es cierto que portear a niños “más grandes” es maravilloso portear a un ser tan pequeño es una sensación única.

fondo footer gris